¿Cómo seguir adelante en momentos de adversidad?

  • Time to read 3 minutes
Superar momentos de adversidad. Ser fuerte. Coaching blog de Maru Davila.

Todos pasamos en la vida por momentos adversos. Nos encontramos de frente con circunstancias que nos empujan a pensar que el mundo se nos cae encima. En ocasiones originados por problemas de salud o enfermedades, otras veces son problemas en nuestro ámbito familiar, nuestra pareja, discusiones con nuestros hijos, problemas y preocupaciones en nuestro ámbito laboral... Y a veces ocurren todos a la vez.

Gestión de cambio

Pero estos momentos de adversidad pueden ser auténticos impulsores de cambio si sabemos manejarlos correctamente.

A veces occurre que mis clientes se encuentran inmersa en un momento de vida en que todo se le pone en contra. Y a veces estos etapas de crisis surgen el "despertar". Me gustaría compartir algunas prespectivas para ayudaros a traspasar la adversidad….

Primer paso: Sal del torbellino mental

Qué fue lo que pasó realmente? 
Por qué me tuvo que pasar a mi? Por qué yo?
Quién tuvo la culpa?
Cómo voy a ser capaz de salir de aquí?

Preguntas que nos invaden el cerebro constantemente como un martillo incesante,nos golpean noche y dia torturándonos como un torbellino que te hunde. Si eres de las personas que están atravesando un momento de adversidad y te formulas estas preguntas, para  de lo contrario te explotará el cerebro.

Tienes que tomar la decisión de salir de tu mente, de dejar de atormentarte, de dejar de estar pensando constantemente en lo que pasó. Ya pasó.

En el punto en el que estás ahora ,es el punto al que tenías que llegar para convertirte en lo que estas diseñado a ser. El universo no está contra ti, sino a tu favor aunque ahora no lo veas.

Tu mente es limitada asi que, tu primer paso debe ser la decisión firme de salir del torbellino mental que te atormenta.

Segundo paso: RETEN EL DOLOR DE FORMA PRUDENTE Y SANALO.

Salir de la vorágine mental te aliviará pero no te curará. Percibir el dolor y el sufrimiento son reacciones normales. Todos odiamos sentir dolor y puede ser que intentes huir de esa sensación. No lo hagas: permitete sentir el dolor.
No entierres ni escondas tu dolor con falsas sonrisas o falsos estados de animo. No es el momento.

Siente y escucha tu dolor de una forma prudente, sin dejar que te arrastre hacia una pendiente resbaladiza de sufrimiento. El dolor no debe paralizarte, debes continuar activo en tu vida, pero en una actitud consciente de aceptación.

Comunícate con tu dolor, pregúntate que es lo que ha venido a sanar. Este es un ejercicio que puedes hacer cada dia, através de la meditación. Busca 15 minutos de calma por la mañana o por la noche, enfocado en observar tu respiración con los ojos cerrados, consciente del dolor que sientes, aceptándolo y sanándolo poco a poco, dia a dia.

Tercer paso: EL PERDON

Para alguien que está pasando por un momento de adversidad y que siente que se ha cometido una injusticia con él o ella  es muy importante atravesar por este proceso. Echar la culpa a alguien o a algo, no nos va a permitir avanzar.

El Dr.Childre, psicoterapeuta estadounidense fundador de la organización Heartmath Institute  es una autoridad en las practicas de reducción de stress, desarrollo de resiliencia y optimización de los estados afectivos y comenta que: “Perdonar y liberarse de heridas del pasado es como  duchar la mente y las emociones, limpiamos todo nuestro sistema biológico. Para perdonar es necesario desprenderse de todos los juicios, antes incluso de entender del todo las razones de lo ocurrido”.

En definitiva , el ejercicio del perdón es una herramienta muy sanadora. No tiene tanto que ver a quién o qué estamos perdonando, sino la posibilidad de eliminar el veneno, la herida, el dolor y la rabia contenida en nuestro cuerpo físico y en nuestra mente. Perdona lo antes que puedas, no pierdas el tiempo buscando tener la razón.

Ultimo paso: CAMBIA EL CURSO o RECTIFICA y QUIERETE MUCHO

Aprovecha el estado de adversidad para cambiar o rectificar todos aquellos aspectos de tu vida que has advertido que te incomodan. Es el momento de salir de la “zona de confort” y permitirte modificar rumbos ,si asi lo percibes.
Durante los momentos de adversidad es importante quererse mucho, cuidarse mucho, permitirse tiempo para uno mismo.

El ejercicio físico, en la medida en que sea posible, es una herramienta muy sanadora en estas épocas de nuestra vida. Una alimentación sana y buscar el refugio en personas de confianza, amigos o familiares con los que compartir el dolor, aliviarán los estados de ansiedad.

Si gestionamos bien los momentos adversos nos convierten en mejores personas, más sabias, más experimentadas, más fuertes y más completas.